332b4146bb83d0dfa8cb2d87f1de4fbc Banner KempaHandball100x100

Noticias

Sudamérica

UNLu Supercampeón

La Universidad Nacional de Luján se quedó con el título en la fiesta de fin de año de la Federación Metropolitana de Balonmano. Entre el 2 y el 9 de diciembre se disputó, en el Estadio de Vicente López, el tradicional Súper 4. Este certamen reúne a los mejores siete equipos del Torneo Clausura de Femebal.

Por: Stefania León | 20/12/2018 a las 17:36
D50e6377d4d2907098d6bc9866434bef Vallejo
Todo comenzó el domingo 2 de diciembre, cuando Ballester venció 29-25 a River, con ocho goles de Mariano Cánepa. Más tarde, Sedalo dejó sin chance al Colegio Ward y lo superó 30-23 con un rendimiento sin fisuras. En el último turno, la Sociedad Alemana de Gimnasia de Lomas de Zamora se midió de igual a igual ante UNLu, pero los errores en los últimos 10 minutos determinaron el resultado: 27-24 para los dirigidos por Elio Fernández.
 
El sábado 8 de diciembre se disputaron las semifinales: UNLu eliminó a Sedalo, que no pudo mostrar el gran juego que lo había llevado a esa instancia. Ignacio Pizarro aportó siete goles en ese encuentro. Más tarde, Ballester y Dorrego disputaron el que quizás haya sido el mejor cotejo del campeonato. Nicolás Bono convirtió el gol del empate desde un tiro libre a falta de dos segundos para el final: un 30-30 que sentenciaba a ambos equipos a ir a la prórroga. Allí, la Sociedad Alemana de Ballester fue más eficaz y aprovechó el gran momento de su arquero, Tomás Mendieta, para mandar al campeón del Clausura a su casa con las manos vacías.
 
Este pasado domingo 9 de diciembre llegó el momento de la final. El trascendental encuentro sufrió modificaciones en su horario inicial debido a la final de la Copa Libertadores entre River y Boca que paralizó al país y obligó a Femebal a cambiar el itinerario.
 
A priori, se trataba de un encuentro con muchas ausencias: el eterno Andrés Kogovsek quedó afuera del último tramo del 2018 por una lesión en el hombro, el Gladiador Federico Pizarro está en el comienzo de su rehabilitación tras su operación de rodilla (se rompió los ligamentos cruzados) y el bombardero Guido Ricobelli también está fuera de las canchas por su hombro. Encima, el encuentro terminó con otras tres ausencias: Juan Pablo Fernández, Lucas Acetti (UNLu) y Leonardo Werner (Ballester) fueron expulsados.
 
Aún así, en Vicente López se disfrutó de un handball de alto vuelo. Un comienzo muy parejo, quizás con menos velocidad en las transiciones de la esperada. Recordemos que el DT actual de UNLu es Elio Fernández, quien entrenó a Ballester hasta el año pasado. Los equipos de Fernández se caracterizan por la velocidad de juego y por la gran cantidad de posesiones que tienen por encuentro. Aún con Zuppinger en el banco, Ballester mantiene esa esencia, sostenida por el gran nivel técnico de los jóvenes que aparecen desde su cantera.
 
Llegando al entretiempo, el Rojo sorprendía a todos y se imponía 13-10 ante el campeón nacional. Un nivel excepcional de Tomás Mendieta en el arco sostenía la ventaja, que se estiró en el inicio de la segunda mitad: a los siete minutos, Ballester ganaba 17-12.
 
Sin embargo, UNLu reaccionó. Liderados por Mauro Mingorance (seis goles) e Ignacio Pizarro (cinco tantos), los jugadores de San Fernando ajustaron detalles en defensa y comenzaron a acercarse en el marcador. La remontada estuvo sustentada en el gigante del 2x3, Juan Bar, el mejor arquero de la liga argentina en este momento.
 
A los 17 minutos, la Universidad de Luján pudo pasar al frente (19-18). Ballester nunca pudo reponerse del golpe y perdió la posibilidad de proclamarse bicampeón del Súper 4. Por su parte, UNLu obtuvo su segundo título del año (anteriormente había sido campeón del Nacional) y se perfila para un buen 2019.

Foto: Ayelén Vallejo Fotografía