Ac8b6bd6c24099558204786c4dadd6a4 Banner Handbol A Un Pas Central Balonmano Handball

Noticias

Internacional | Reportajes

GUÍA MUNDIAL DE EGIPTO 2021

La lucha por el trono de faraón mundial, en tierras de arena y bandidos del desierto.

Tierras de oriente nos ofrecen este mes la posibilidad de vivir, minuto a minuto, segundo a segundo, fotograma a fotograma, pase a pase, la máxima competición internacional de escuadras nacionales. Sonrían, es mes de mundial, y aquí traemos los prolegómenos, que diría algún sabio, de este Mundial de Egipto 2021.

Por: Ibai Penella | 02/01/2021 a las 22:03
Egipto 2021 Handball100x100

GRUPO A:

 

Cabo Verde | Alemania | Hungría | Uruguay

ALEMANIA

 

Cabo Verde : La emergencia del balonmano caboverdiano se ve representada en su participación en este mundial, tradicionalmente no es una selección que haya tenido mucha presencia en los grandes torneos, ello merma sus capacidades competitivas. La falta de costumbre de medirse a transatlánticos europeos le puede jugar una mala pasada. Por otra parte cuentan con qué es un balonmano que está en auge, por ejemplo el lateral izquierdo, Leandro Semedo, tras militar en Porto ha recaído en las filas de un Ademar de León que es un equipo históricamente relevante a nivel nacional, lo mismo con Delcio Pina en Logroño. Ese balonmano emergente, fundamentado en lo físico y lo técnico se ve representado en la liga portuguesa, donde militan la mayoría de jugadores del combinado de Cabo Verde. Las expectativas en ellos deben ser unas buenas actuaciones al margen de sus posibilidades e ir acumulando internacionalidades que fundamenten un proyecto que en unos años les permita competir de tú a tú a cualquiera. Todo esto a los mandos del técnico José Tomás.

 

Alemania : En principio, la selección bávara es la principal candidata a hacerse con el primer lugar de este grupo. Los soldados germanos, comandados por el seleccionador Alfred Gislason tienen mimbres fuertísimos, mimbres con los que, por ejemplo, el Kiel se ha alzado campeón de la Champions recientemente o con los que la Bundesliga se ha establecido sino como la mejor, como una de las mejores ligas de Europa. Jugadores consagrados a nivel nacional e internacional que llegan a estas cita con una edad idílica, también con una serie de jóvenes emergentes que permite al técnico islandés contar con una variedad que lleve a los más altos niveles de exigencia a sus pupilos. Fundamental será el estado de gracia de los Kuhn, Drux, Pekeler, Wiede, Weinhold... y sobre todo a expensas de las prestaciones que Andreas Wolff pueda aportar. Sin duda es la principal favorita. Sufre bajas importantes, pese a ello su papel en la competición tiene que ser de suma relevancia, un papel digno del país inventor de este deporte llamado balonmano.

 

Hungría : En manos de Itsván Gulyás se encuentran los magiares mágicos. En un proceso de transición, después de que figuras capitales abandonaran el combinado nacional, nacen flores en la guerra, si no son la candidata de hace cuatro años, sin duda se ven obligados a ejercer un buen papel. Cumplidores natos como Balogh o Zoltan Szita deben sentar unas bases que permitan a jugadores de primer nivel como Mate Lekai, Bence Banhidi o Roland Mikler lucir sus mejores galas. Sobre el papel, su segundo lugar es y debe ser indiscutible, y a partir de ahí, a fantasear sin ningún tipo de presión.

 

Uruguay : La ilusión del debutante. De Uruguay no sabemos mucho, selección de más dudas que certezas llega a Egipto con un mundo por recorrer. El país del que Jorge Botejara es seleccionador llega a la cita mundialista tras una epopeya histórica. Quizá Uruguay no tenga ningún jugador de primer nivel, quizá ni siquiera de primera división, pero nos tiene a todos, el espectador, más allá de su predilección personal, tiende a empatizar y posicionarse del lado del débil, y pese a que Uruguay no llegue con un cartel que irradie talento, su clasificación ya es histórica y tiene un trozo del corazón de cada uno de nosotros.

 

 

GRUPO B:

 

España | Túnez | Brasil | Polonia

ESPAÑA

 

España : Los vigentes campeones de Europa llegan a El Cairo con cartel de favoritos. Esto, considero, puede jugar una mala pasada a los Hispanos. Sea cuál sea la lista definitiva, sabemos de las carencias y virtudes de los comandados por Jordi Ribera. Aceptémoslo, el lanzamiento exterior y la presencia física no son lo nuestro, pero ello, como tradicionalmente la selección se ha visto en la obligación de hacerlo, se suple con una circulación de balón rapidísima y un juego combinativo excelso. Esta generación de oro que hemos vivido de los Hispanos,la cual que parecía que cada torneo que jugaba disfrutaba de su última oportunidad, llega a este mundial en si no es la última, la penúltima, con la vista puesta en esos juegos de Tokyo.

Si bien Jordi no cuenta con uno de los mejores cinco jugadores del mundo, más allá de la soberbia portería, dispone de varios entre los primeros veinte. Jugadores participes de un equipo coral que si su rendimiento habitual, es de ocho, en el día clave sacan su mejor versión. Hablamos por supuesto de Alex Dujshebaev , el “alquimista” Cañellas, un Raúl Entrerríos al que el ritmo de España beneficia bastante más que al que en el Barcelona está acostumbrado o Jorge Maqueda. Estos conforman una plantilla muy sólida la cual debe tener la defensa y portería como pilares de su juego. Destacar la variedad de extremos, y todos ellos soberbios, de los que dispone Jordi.

Con esto guerreros hispanos pondrán rumbo a tierras de oriente, con el impenitente objetivo de alzarse con el trono de faraones mundiales.

 

Túnez : Las águilas de Cartago sobrevuelan Egipto, en un grupo donde su papel se ve relegado a la sombra, frente a jerarcas del balonmano mundial, la misión de los dirigidos por Sami Saidi es ejercer un buen papel. Tienen como estrella a un Amine Bannour que es mariscal en el Dinamo de Bucarest, más allá del lateral derecho que colinda por tierras rumanas el equipo ha sufrido un proceso de renovación que deja atrás las viejas glorias como Wael Jallouz. Teniendo un solo jugador (Amine) de tan condicionante nivel, es complicado el papel de Sami Saidi. Y más tras el mazazo que en la competición continental africana sufrieron ante Egipto.

 

Brasil : La canarinha marcha con paso firme hacia este mundial. A las órdenes de Marcus Oliveira pretende seguir con la dinámica establecida en las anteriores citas mundialistas, es decir, la de mejorar su posición anterior en cada participación. Teniendo como última posición el noveno puesto, Brasil tiene en su haber un equipo lleno de futuras y presentes estrellas con gran representación en los clubes de la aristocracia deportiva europea. Hoy por hoy, la plantilla de la selección brasileña sea posiblemente la mejor de su historia. Creo que viendo al conjunto polaco, en horas bajas, su aspiración debe ser ese segundo lugar sin duda alguna. Y debería considerarse un fracaso no hacerse con el segundo puesto, de conseguirlo, a partir de ahí la canarinha no debe tener ninguna presión y debe intentar llegar hasta donde su juego le permita. Escuadra muy interesante a seguir.

 

Polonia : Quizás sea la selección europea más floja del mundial, junto a Rusia o Bielorrusia, y su principal estrella, Kamil Syprzak hace tiempo que dejó de ser una promesa, para vivir en una eterna mediocridad, mediocridad en el más alto nivel del balonmano, no se llega a Barcelona o París de cualquier manera, ya me entendéis. Pese a estos malos augurios que os ofrezco, no nos engañemos, Polonia tiene bueno mimbres, los hermanos Gebala , Michal Daszek o el tan prometedor Arkadiusz Moryto son excelentes jugadores. De los de Patryk Rombel se espera un papel sobrio, sin pena ni gloria, ojalá nos sorprendan los polacos, dejando con suerte alguna actuación memorable. Este equipo deja entrever , que pese a ser un mundial, no todo lo que reluce es oro.

 

 

GRUPO C

 

Croacia | Catar | Japón | Angola

CROACIA

 

Croacia : Lino Cervar no comanda a la favorita de su grupo, no nos confundamos… ¡Comanda a la favoritísima! ¿Qué decir de una selección cuyos tres centrales son Domagoj Duvnjak, Igor Karacic y Luka Cindric? Extremos de notoria fiabilidad y pivotes sólidos (y duros como Musa) acompañan al grueso de este equipo, que está llamado a luchar por el trono. La selección balcánica llega a esta cita con la posibilidad de hacerse con su segundo campeonato mundial. Tener un grupo tan blando es un arma de doble filo, puede permitir a los croatas llegar a la siguiente fase mucho más descansados con el perjuicio de no tener tan claras tus sensaciones, fruto de no haberte enfrentado a ninguna selección mínimamente candidata, sobre el papel. Que el 40x20 sitúe a cada uno en su sitio…

 

Catar : Quien haya seguido la trayectoria de Catar tras ese mundial de 2015, sabe que es un equipo bastante más rocoso de lo que parece. Valero Rivera lleva tiempo construyendo más proyecto que equipo. Pese a que las miradas siempre se posan sobre los nacionalizados Capote, Saric, o Frankis (el excelso lateral que juega en el Sporting CP) Valero tiene pupilos de altísima calidad como el director de juego Mahmoud Hassaballa o el portentoso pivote Youssef Ben Ali. Este grupo otorga a Catar la capacidad de enfrentar cada encuentro con las aspiraciones reales de pasar de fase. Y este hecho convierte a Catar en una selección mucho más atractiva de ver, a la espera de lo que nos depare el futuro.

 

Japón : Dagur Sigurdsson, el técnico islandés natural de Reykjavik trae a la selección japonesa al mundial, tras los juegos de Asia, en los que obtuvieron un meritorio bronce. Tras este bronce buscan sensaciones en un mundial dónde el objetivo debe ser ofrecer buen juego, para ello los nipones necesitarán de las mejores versiones del extremo del Chartres Remi Feutrier y el central Yuto Agarie, que sin duda, son dos de las piezas clave del equipo. Su lucha puede estar frente a Catar y Angola, Croacia aún queda lejos.

 

Angola : De manos de Nelson Damiao Catito llega la selección angoleña al mundial. Pese a no estar llamada a competir por nada, Angola ya es un clásico de las citas mundialistas. La selección africana dispone de un juego que deposita todo en lo físico, los angoleños son unos superdotados físicos que quizás con algo más de rigor táctico estarían llamados a algo más grande. Cabe destacar que la convocatoria es bastante homogénea respecto a los clubes de procedencia, el combinado nacional principalmente se nutre de los clubes angoleños 1ro De Agosto e Inter Clube de Angola, teniendo algún jugador puntual militando en Europa, Rome Hebo en el Dinamo de Bucarest es el ejemplo. Las expectativas deben ser seguir afianzando el proyecto y ofrecer prestaciones siempre mejores a las anteriormente mostradas.

 

 

GRUPO D

 

Dinamarca | Argentina | Baréin | República Democrática del Congo

DINAMARCA

 

Dinamarca : Señores inmensos acuden a esta cita bajo la batuta de Nikolaj Jacobsen. Llegan con el peso del vigente campeón y el favoritismo sobre las espaldas, como pasadas citas en las que este peso nada les ha supuesto. Y es que el balonmano es más fácil con versos libres como Hansen o Niklas Landin. Quizás su defectos estén en que la segunda línea danesa baje bastante las prestaciones respecto a la primera, pese a esto sus aspiraciones van más allá de esta primera ronda donde indiscutiblemente debe ser primera de grupo. Con jugadores tan determinantes como de los que Nikolaj Jacobsen dispone las nubes se disipan, la lluvia amaina,y el sol se abre paso. No cabe duda de que es una de la selecciones a seguir en el torneo.

 

Argentina : Manolo Cadenas hace tiempo que no tiene jugadores en la selección nacional argentina, Puesto que el técnico leonés dispone de gladiadores. Es posible que los dos hermanos Simonet, Diego y Pablo, sean poetas entre guerreros, dado que el resto no negocian una floritura. Estos últimos años hemos visto a la mejor albiceleste de la historia y pese a perder mariscales como Vieyra o el mayor de los Simonet, Seba, esperamos seguir viendo esta todopoderosa versión de la selección sudamericana. Su lucha es innegociable, ese segundo puesto del grupo sobre el papel tiene un nombre y no hay una gran selección Europea que sirva como coartada ante la imposibilidad de lograr ese puesto. Pueden así los gladiadores afilar las espadas, apretar los dientes, por que su estancia en países de oriente debe ser mayor que la una primera fase de grupos de aporte. Travesía en el desierto.

 

Baréin : Halldor Johann Sigfusson, técnico islandés al mando de este combinado nacional, tiene la complicada papeleta de hacer rendir a una selección en la cuál ningún jugador tiene el sello europeo en el pasaporte. Y es que es muy complicado rendir frente a los mejores cuando no te enfrentas a los mejores con una frecuencia mínima. Asiáticos isleños marchan hacia tierra de pirámides con el objetivo entre ceja y ceja de ofrecer un papel casi testimonial, en busca de más juego que resultados.

 

República Democrática del Congo : Francis Tuzolana es el seleccionador de la República Democrática del Congo, pero en la pista y sobre todo en facetas y labores defensivas y también anímicas, nos encontramos a la ya leyenda en Nantes Rock Feliho. Curtido en mil batallas es el estandarte con el que la República Democrática del Congo viene abanderada a esta cita, buscando sensaciones y escribir otra página de oro en su aventura en el balonmano mundial. Selección curiosa ala cual poner el ojo encima, no estaría de más.

 

 

GRUPO E

 

Austria | Francia | Noruega | Estados Unidos

NORUEGA

 

Austria : La selección centroeuropea llega a Egipto en horas bajas. Como nombres propios debería de traer al ya mítico Raúl Santos y el prometedor Nikola Bilyk. Y pese a que el de origen dominicano vaya a estar, el lateral izquierdo del Kiel y principal arma de la selección austriáca es baja en esta cita por lesión. Así, el potencial de los dirigidos por Ales Pajovic se ve muy mermado. Y su lucha queda relegada a la disputa del tercer lugar, teniendo entre el primero y segundo a los titanes de los que a continuación, hablaremos.

 

Francia : Si de manos de la Guillaume Gille no llega aquella Francia que defendía hombre a hombre, imbatible, por lo menos llega una muy buena Francia. Y eso en los parámetros de la selección gala supone un equipo capaz de arrasar con cualquiera. Es clara candidata al trofeo y por suerte o desgracia en fase de grupos de la tocado “bailar con la más fea”. Medirse a la selección noruega tan pronto puede beneficiar al conjunto galo a largo plazo. De la convocatoria podríamos no decir nada ¿Qué vamos a decir de Francia? Pero es importante destacar la baja del capitán Don Nikola Karabatic. Pese a ello tendremos representación de la casa Karabatic con el hermanísimo Luka. Este rodeado de una plantilla plaga de estrellas como Dika, Melvyn, Prandi… Un sinfín de jugadores los cuales estarían todos entre los mejores cien del planeta balonmano.

 

Noruega : Y bajo la tutela de los dioses nórdicos Sagosen, Reinkind, Bergerud o Myrhol llega Noruega, en un ciclo como pocos o ninguno ha tenido la selección. Christian Berge agrupa en esta cita, en su escuadra, a varios de los mejores jugadores del mundo. Con arduos pivotes como el citado Myrhol u Overby, incombustibles extremos, una portería bien resguardada y una primera línea llena de variantes, cada jugador con unos recursos mejores al anterior. Todo dependerá del fenómeno Sagosen y cómo las defensas rivales sepan leer al jugador del Kiel. Al igual que a la selección gala, a Noruega le favorece enfrentarse a Francia tan pronto. Pese a que una de las dos se deje puntos, o las dos, mediarse tan pronto con una candidata de tal calibre les puede ar un “feedback” mucho más auténtico de cuál es su nivel real, y mejorarlo.

 

Estados Unidos : A todo cerdo le llega su San Martín, y pese a que Estados Unidos de un gran paso acudiendo a la cita mundialista, ha venido a ofrecer testimonio de que aquí ha estado. Pero que no decaigan nuestros ánimos, la selección de la cual es técnico Robert Hedin dispone de unos mimbres interesantes. La emigración hacia suelo europeo de norteamericanos, ha propiciado la subida de nivel de los yankees, véase el ejemplo de Drew Donlin en Ademar o Alex Chan Blanco en un recién ascendido de Asobal como el Cisne. El resto de la selección se encuentra mucho más diversificada a nivel de clubes, en lugares tan dispares como Sarajevo, Flensburg o Elverum. Sin duda los avances del país del Tio Sam en este deporte hacen a E.E.U.U. una selección muy vistosa y curiosa de ver para el espectador neutral. Selección a seguir.

 

 

 

GRUPO F

 

Portugal | Argelia | Islandia | Marruecos

PORTUGAL

 

Portugal : La selección a los mandos de Paulo Pereira es una llamada a hacer grandes cosas. Dela selección lusa no sabemos su techo competitivo, pero su suelo debe ser encarar cada partido como si tuviera las posibilidades reales de ganarlo, por el sencillo hecho de que las tiene. De la mano de la Liga Portuguesa y de las aventuras de Porto, Sporting y Benfica en Europa el balonmano portugués ha ascendido hasta cotas tan altas como tener jugadores de primer nivel mundial. Su papel en el grupo debe ser esa primera posición, que tras el gran Europeo que disputaron, es bastante asequible. Y a partir de pasar de fase, atreverse a soñar. Con genios como Rui Silva todo es posible.

 

Argelia : El combinado nacional argelino es otra selección que nos toca más de cerca de lo que nos pensamos. En sus filas nos encontramos al portero del Ademar de León Khalifa Ghedbane, ex del campeón de la Champions RK Vardar. El guardameta es el jugador más decisivo de los zorros del desierto y debe ser un pilar en el equipo. El objetivo de los dirigidos por Alain Portes debe ser esa tercera posición que Marruecos les intentará arrebatar.

 

Islandia : La selección nacional islandesa, con ese tipo serio llamado Gudmundur Gudmundsson al frente es un “outsider” de manual, es decir, no parte como favorita ni como candidata, pero le puede complicar un partido a cualquiera. De esto debería tener gran parte de culpa el príncipe Aron Palmarsson, de quien ya dijo alguien, que castiga con brazo firme la osadía de hacerle frente. Sin embargo su ausencia por lesión deja el testigo y un gran papel a otros grandes jugadores como Petersson, Smarasson, Gustavsson, o Gunarsson. Todos acabados en “son”. Deben ofrecer batalla a Portugal y hacerse si no es con el primer puesto, con el segundo de manera irrefutable.

 

Marruecos : Hace tiempo tuve la oportunidad de ver a “Los Leones del Atlas” y confirmaron mis predicciones. No es una selección tan sencilla como parece. Teniendo en el puesto de seleccionador a Noureddine Bouhadioui la selección marroquí pese a tener ínfimas posibilidades de pasar de fase ofrece un juego que pese a su irregularidad no tiene un mal nivel. Desde el 2007 que no acude a una cita de tal calibre, y fruto de esto posiblemente veamos la mejor Marruecos de los últimos 14 años.

 

 

 

GRUPO G

 

República Checa | Egipto | Suecia | Chile

SUECIA

 

República Checa : El único equipo comandado por dos personas en la dirección técnica es la República Checa de Filip Jan y Daniel Kubes. A pesar de que los técnicos manden sobre la pizarra, sobre el campo el nivel y el carisma del equipo dependen de él. Del último corsario Pavel Horak, el jugador del Kiel, sin duda alguna es el jugador más determinante de su equipo, y con esa barba desaliñada y apariencia agreste, también la principal cara visible de este equipo. Más allá de eso el conjunto checo es un bloque muy sólido que se mueve bien en todo tipo de partidos. Y estando en un grupo tan igualado, hacer predicciones resulta complicado.

 

Egipto: A las órdenes de Roberto García Parrondo llega la anfitriona a la cita mundialista. Los faraones permanecen en su país natal a la espera de ese día 13 de enero donde se estrenen frente a Chile. Son los vigentes campeones del continente negro, y no sorprendería a nadie su clasificación a la siguiente fase. Omar Yahia, y Ahmed Elahmar, ambos zurdos son las figuras capitales de este equipo. El primero quizás tenga más incisión en el juego, está en auge en el Veszprem, y tiene unas condiciones y potencial anómalos, el segundo quizás tenga mayor infuencia en el juego. Jugador mágico ya en la recta final de su carrera, ha sido el estandarte del combinado nacional durante una década y su simbolismo es aún mayor que el nivel que ha tenido. Tienen que pelear frente a todos en este grupo.

 

Suecia : Glenn Solberg, seleccionador de Suecia trae a la cita mundialista a una selección un poco más favorita que el resto para hacerse con el primer puesto de este Grupo G. Con mimbres consolidados en o más alto del balonmano mundial como Jim Gottfridsson, Andreas Palicka, Niclas Ekberg o Andreas Nilsson la selección europea llega sin ningún tipo de presión. Ninguna encuesta le pone como favorita, ni siquiera como candidata, como en pasados torneos. Y sin embargo en pasados torneos ha logrado obtener buenos resultados. Pues siguiendo esa tónica intentarán llegar lo más lejos posible en el torneo. La clasificación a la siguiente fase si que debe ser casi casi obligatoria, pese a la igualdad del grupo.

 

Chile : Tras debutar en un mundial hace exactamente diez años, Chile ha sufrido una evolución exponencial en su balonmano y esto se demuestra en las aspiraciones con las que acuden a Egipto. No vienen a participar, vienen a enfrentarse a quien se les ponga delante, independientemente de quien sea. Con los comandantes Rodrigo y Esteban Salinas, y los otros tres hermanos, el triunvirato Feutchmann al frente del equipo, con la misión de plantar cara al poder del norte de Europa, o del norte de África. Con Mateo Garralda, seleccionador de Chile, sentado en el banquillo, la intensidad es innegociable. El objetivo de la roja, debe ser pelear.

 

 

 

GRUPO H:

 

Eslovenia | Bielorrusia | Corea | Rusia

ESLOVENIA

 

Eslovenia : Es posible que sea una de las selecciones más molonas del mundial. Con los magos Zarabec, Bombac, Makuc o Skube en la dirección, extremos y laterales hábiles y fantasiosos, tipos aguerridos como Borut Mackovsek o Blaz Blagotinsek lo que está claro es que Ljubomir Vranjes tiene mimbres para hacer algo importante. Este es el clásico equipo que a todos nos gusta ver y en el cuál depositamos demasiadas esperanzas, sin embargo parece que hay un argumentario que avala ser tan positivos. Su meta en este grupo debe ser la primera posición y a partir de ahí aventurarse a realizar una autentica Odisea.

 

Bielorrusia : Artsem Karalek, Uladzislau Kulesh ¿ Y cuantos más? Seguramente sea la pregunta que Iouri Chevtsov, seleccionador de Bielorrusia se esté haciendo ahora mismo. Bielorrusia es una selección con dos jugadores de espléndido nivel, los ya citados, y ya está. De esto es consciente el seleccionador, y las virtudes de este combinado nacional pueden estar en establecer un bloque robusto y sólido que permita sacar las mejores versiones de Karalek y Kulesh y poner fé en que esto surta efecto, Su objetivo debe estar en ganar a Corea y plantar cara a Rusia. Todo depende de lo espeso que logren hacer el partido.

 

Corea : Los asiáticos llegan tras ser subcampeones continentales el pasado año, y como puede ser de otra manera, están cortados por el mismo patrón que sus vecinos del país del sol naciente. Dependen de un juego rápido, fundamentado en lo técnico y muy académico, síntomas casi culturales. A pesar de ese sentido de la disciplina son jugadores muy creativos como así lo representa su mejor jugador, Kim Jin-Young. De este zurdo dependerá mucho el juego de los coreanos, que tendrán como objetivo plantar cara a Bielorrusia o Rusia, lejos les queda Eslovenia. Todo esto a las órdenes de Il-Koo Kang.

 

Rusia : Bajo los mandos del seleccionador Velimir Petkovic Rusia llega a Egipto en horas bajas. La mayoría de sus pupilos miitan en el CSKA o en el Chekhovski Medvedi, pupilos que antes se codeaban con esa élite europea. Importantes también las bajas de Gleb Kalarash o Timur Dibirov. El objetivo de esta Rusia en proceso de renovación debe ser construir proyecto y afianzar las bases para qué en futuros mundiales puedan competir. A un nivel similar al de Corea o Bielorrusia.