Ac8b6bd6c24099558204786c4dadd6a4 Banner Handbol A Un Pas Central Balonmano Handball

Noticias

Entrevistas | Entrevistas

Edgar Penón: "No podía controlar el tumor pero sí como me afectaba"

Tres voces del balonmano, con historias totalmente distintas, pasaron por los directos de Handball100x100 en Twitch

Por: Celia Amorós | 14/04/2021 a las 17:52
Eqimb1en

El lunes pasado tuvimos la gran oportunidad de conocer a tres amantes del balonmano, a Edgar Penón, Ana Martínez y a Rodrigo Pérez, a través de la plataforma de Twitch, en forma de directo, nos contaron cada uno de ellos su experiencia, su futuro y su historia dentro de este deporte. 

 

Edgar Penón sufrió un cáncer en el 2019, a día de hoy se puede decir que ha ganado el partido más importante de su vida, ha superado el cáncer y ha continuado jugando a balonmano.

¿El eslogan a qué va vinculado?

Yo tuve cáncer hace menos de dos años. Al principio no sabía lo que era porque yo siempre he tenido muchos problemas de rodillas, y al final hubo un linfoma. Primero, no te lo acabas de creer porque piensas que eres deportista, que como te puede estar pasando, pero luego ya lo vas aceptando y lo pones en manos de los médicos. Lo que sí que podía controlar era la parte mental, no podía controlar el tumor pero sí como me afectaba e iba a continuar con mi vida con la máxima normalidad posible.

¿Te movía un poco el miedo?

Sí porque el radiólogo me dijo que ese hueso nunca iba ser igual que uno sano, yo intentaba convencerle de que si hacía deporte y me pongo en forma, la probabilidad de que haya una lesión baja y el me dijo que sí, pero que al fin y al cabo estábamos hablando de un hueso. Él no me prohibía jugar pero tenía que llevar mucho cuidado. Lo tenía que intentar y ese miedo se fue disolviendo poco a poco.

¿De qué medida te ha servido el deporte, en cuanto a superación personal y valores?

El deporte me lo ha dado todo y para mí fue clave. Tuve la suerte de que cuando estuve en el hospital, mi médico era el padre de un excompañero mío, y él me decía que los deportistas estábamos hechos de otra pasta, porque me decían lo que tenía y yo tiraba hacía delante con todo y a ver qué pasaba. Es cierto que estos son los valores que me dio el deporte, sobre todo resiliencia, no rendirse nunca y a pesar de ser una situación tan mala, saber sobreponerse.

El apartado público ayudó ya que todo fue bien y la quimio fue rápida. Yo sabía que esto iba a salir bien, pero el día a día fue muy duro, sobre todo cuando se te va cayendo el pelo, la barba… eso impacta mucho, pero la familia y amigos me ayudaron mucho.

¿Qué se te pasa por la cabeza al pensar que ibas a volver a jugar en un 40x20?

¿Cómo te haces la mochila sabiendo eso?

Me la hice con una sonrisa de oreja a oreja y con mucha ilusión. Recuerdo que jugábamos un domingo y el sábado por la tarde me fui con mi amigo Álvaro a pasear por zaragoza para poder evadirme y desconectar porque el móvil estaba echando humo de todos los mensajes que me llegaban, y no es que me agobiara pero tenía que saber controlar mis sentimientos, ya que todo el mundo a mi alrededor estaba eufórico. Intenté abstraerme para no pensar demasiado, pero cuando llegué a casa me costó dormir pensando en el día siguiente. Para mí fue como estar en una nube.

 

 

Ana Martínez, actual jugadora del Elche, ha anunciado su retirada en cuanto acabe esta temporada para empezar a estudiar medicina, no cuenta cuales son su objetivos y su experiencia.

AnaIsabelMartinezfotototal-handball_NoticiaAmpliada

FOTO: TELE ELX

 

¿Qué te hizo volver a Elche? 

Todo vino por la lesión. Si hubieran salido bien las cosas en Niza, yo creo que hubiera continuado la experiencia en el extranjero, pero es verdad que una lesión supone mucho tiempo y al final no acabas de mejorar, y en ese momento lo que más necesitas es a tu familia. Entonces, apareció Joaquín Rocamora que tenemos muy buena amistad, me estuvo ayudando mucho y salió el tema de volver a casa. Me pusieron todas las herramientas posibles para que volviera. 

¿Cómo sería tu broche perfecto de la temporada?

Para mi el colofón sería algún título con el equipo y ahora el único que queda es la Copa de la Reina que se celebra en Rocasa. En los entrenamientos estoy intentando mejorar lo máximo posible y llegar a esa Copa de la Reina. Si no lo consiguiéramos, no pasaría absolutamente nada, el siguiente broche sería poder optar a competición europea, poder dejar al equipo en un puesto Europeo.

¿Qué vinculación tienes pensado tener con el club?

La vinculación será como aficionada, y quién sabe, a lo mejor soy la presidenta (risas) si mis circunstancias sentimentales y económicas me lo permiten, me gustaría ver a más gente femenina en altos puestos.

¿Qué te dice Carlos cuando le cuentas que te retiras a final de temporada?

Se quedó un poco medio sorprendido y a la vez pasó a hablarme como amigo, empezó a desearme mucha suerte en la nueva etapa de mi vida, me comentó que después del balonmano hay vida, que vería los sábados de otra forma (risas). Dejó la parte más técnica y pasó a la parte más personal.

 

 

Rodrigo Pérez Arce, actual jugador del Club Nava, nos cuenta como se encuentra su equipo tras estar al límite del descenso y quién ha sido su ídolo.

Eyyz0tuXIAAf-wi

FOTO: TWITTER @roodriii10

 

¿Cómo ha llegado el equipo a este tramo final de temporada?

Creo que llegamos en el mejor momento, suena muy raro decir que llegas en el mejor momento, pero si te pones a pensar en el camino de piedras que hemos pasado desde el verano, suena a típico, pero es verdad los resultados nos están dando la razón.

¿Cuál crees que ha sido el fallo para que esté el equipo al límite del descenso?

Sinceramente, en la primera vuelta lo veía un problema actitudinal, no puedes decir que los jugadores del Club Nava no tienen nivel, creo que el problema era de querer, de ganas, de que nos daba igual estar arriba o abajo. Después, partido tras partido, teníamos siempre los mismos problemas, en los entrenamientos se trabajaba y se hablaba, pero luego en los partidos no se hacían. Al final esto son rachas y cuando te metes en una negativa, hay una losa que va pesando cada vez más y resulta difícil quitártela de encima.

¿Qué fue para ti Juanín García?

Lo conozco desde que tengo cuatro años, fue un ídolo y una inspiración para mí. Cuando llegas a León nadie quería jugar de central ni de lateral, todo el mundo quería jugar de extremo izquierdo porque Juanín jugaba ahí. Cuando te enteras de que Juanín vuelve a León, a compartir vestuario contigo, pasa a ser un maestro. A mi y toda la gente joven nos dio muchísimos consejos, pero sí que es verdad que yo tengo una relación muy estrecha con él e increíble.