Ac8b6bd6c24099558204786c4dadd6a4 Banner Handbol A Un Pas Central Balonmano Handball

Noticias

Reportajes

Cuenca escuela de talento

El equipo castellanomanchego es un experto en reclutar jugadores y convertirlos en grandes talentos

Por: Pablo García | 16/10/2020 a las 19:21
Portada Cuenca

El Incarlopsa Cuenca ha sufrido recientemente una dura baja con la marcha de su primera línea Leonardo Dutra al Wisla Plock polaco. Pero esta situación no es nueva para el aficionado conquense que siga al club desde sus inicios. Ya en sus comienzos contaban con grandes jugadores de la talla de los porteros László Hoffmann y David Bruixola o el lateral derecho Aleksandar Knežević entre otros muchos nombres que tras destacar en Cuenca se marchaban a otros clubes mayores.  

Pero esta situación se ha visto aumentada desde que el club llegó a la Liga Asobal de nuevo. Desde su último ascenso, el club conquense ha contado con diferentes jugadores entre sus filas. Entre todos ellos ha habido un gran número de jugadores que llegaban a la ciudad sin haberse hecho un nombre y queriendo contrastarse y demostrar su valía. Los nombres que se pueden aportar pueden ser innumerables en todas y cada una de las posiciones del campo: Pedro Rodríguez, Leo Renaud, Pablo Simonet, Stefan Cavor, Richard Kappelin, Jorge Paván, Guillermo Corzo y muchos más, entre los cuales a continuación se destacan 3 casos:

 

- Rafael Da Costa Capote

capote

El caso del jugador cubano es uno de los claros ejemplos de jugadores que llegan a Cuenca y “explotan”. Tras su paso por el Pallamano Conversano italiano, durante una sola temporada, llegaba al club castellano machego. En las filas del equipo de Cuenca anotó 107 goles en 33 partidos (3,24 goles por partido). Sus grandes temporadas provocaron que el Bm. Logroño la Rioja se hiciera con sus servicios durante dos cursos (2011-2013). Posteriormente pondría rumbo a Qatar, país con el que en el mundial de 2015 ganaba la medalla de plata. Su aportación en dicho campeonato fue notable (48 goles), logrando ser nombrado el mejor lateral izquierdo del torneo.

 

- Rubén Marchán

ruben-marchan

El jugador ciudadrealeño únicamente estuvo una temporada en el club conquense, en la que anotó 45 goles en 30 partidos (1,5 por encuentro). Sin embargo, sus destellos de calidad y su proyección fueron suficientes para que el Balonmano Benidorm decidiera incorporarlo a sus filas con solo 21 años. Tras varias temporadas destacando en el equipo de la comunidad valenciana, fichaba por el Ademar de León, donde ha logrado un nivel tan destacable que le ha valido para ser convocado con los Hispanos.

 

- David Balaguer

balaguer

Una sola temporada fue el tiempo que estuvo el canterano del FC Barcelona en la capital conquense, pero en ese tiempo logró enamorar a la afición y demostrar su nivel. 144 fueron los goles que anotó con el equipo en 23 partidos (6,26 por encuentro), cifras que le valieron para llamar la atención del HBC Nantes en el que milita desde 2015. En Francia no ha levantado el pie del acelerador logrando galardones individuales como ser nombrado el mejor extremo derecho de la liga francesa dos temporadas consecutivas (2017,2018) o el mejor extremo derecho de la Liga de Campeones (2018). A nivel de títulos colectivos, el catalán ha conseguido una Supercopa de Francia, una copa francesa y el europeo de 2018 con los Hispanos.

Pese a que esta historia tiende a repetirse cada ciertas temporadas el club no solo ha logrado mantener su nivel, sino que ha llegado a escalar aun más la montaña. El equipo ha progresado cada temporada un paso más, llegando a participar en competición europea durante dos temporadas consecutivas y disputar una histórica final de la Copa del Rey.

Uno de los canticos de la peña Furia Conquense define perfectamente el club, esta pieza comienza con la siguiente afirmación: “Los años van pasando la Furia sigue aquí…”. Y es que las temporadas pasan y los jugadores también, pero se mantiene la afición y el club que cada cierto tiempo saca ese ojo clínico que posee para encontrar a otro diamante en bruto que pulirán hasta convertirlo en un gran jugador.